THE MONSTER LOVER

The Monster Love Header

Al escuchar The Monster Lover por primera vez sientes como si Jack White te golpease en las costillas con un martillo medieval ardiendo. Es entrar en un castillo en el que pequeñas criaturas entonan los ecos Morriconeanos de un pedal Whammy por su boca.

Estribillazos repletos de melodías que no te dejarán indiferente, riffs contundentes y sangrantes acompañados de transiciones evocadoras y dulces coros inquietantes.

En su primer EP homónimo (The Monster Lover, 2020) encontramos un interesante aquelarre octavado aderezado de influencias sureñas. El Blues, el folk y el rock se mezclan en el caldero de hierro.

¡Bebe de la poción de The monster Lover y cabalga la estampida!!